CITA CON LA HISTORIA

0

El periodo del terror en la Revolución Francesa

Tal día como hoy 31 de mayo 1793 durante la Revolución Francesa comienza el reinado del “Terror” al declarar los extremistas de la Convención fuera de la ley, a los girondinos o moderados, que duró hasta el derrocamiento de Robespierre el 27 de julio de 1794, el cual al día siguiente será guillotinado.

El Terror -la Terreur – es un periodo de cambios centrados en la violencia de la Revolución que ha generado numerosos debates, pues según algunos historiadores, este periodo estaba caracterizado por la brutal represión de los revolucionarios mediante el recurso al “terrorismo de Estado”, mientras que, para otros, el terror al mismo tiempo segó la vida de muchos inocentes, pero también acabó con numerosos complots de reaccionarios en París y otras partes de Francia, con lo que, para algunos, se habría justificado en parte.

Habitualmente, el término se generaliza para dos etapas: el “Terror Rojo”, en el que fueron los jacobinos sus instigadores y ejecutores, y el inmediatamente posterior “Terror Blanco”, desarrollado durante la reacción termidoriana.

El Terror empezó el 5 de septiembre de 1793, cuando la Convención votó en favor de tales medidas para reprimir las actividades contrarrevolucionarias y sólo en el mes anterior a su final, hubo 1300 ejecuciones, aunque pero la mayor parte de estas últimas fueron precisamente de los jacobinos y sus seguidores.

El “Comité de Salvación pública” -encargado de llevar acabo dicha política – era un cuerpo colegiado de diez o doce integrantes, según las épocas, encabezado por Maximiliano Robespierre.

El “Terror jacobino” terminó al ganar la decisiva Batalla de Fleurus, contra el ejército austríaco el 26 de junio de 1794, con lo que quedaba anulada la posibilidad de una invasión, y se reducían por lo tanto las justificaciones de un régimen extremista, pero aunque esta victoria fuese un factor determinante en la caída del Comité de Salvación Pública, ésta se debió sin embargo a otros factores.

Por un lado los diputados “del Pantano” – conservadores – de acuerdo con la alta burguesía, reprochaban al gobierno la política económica dirigista que había impulsado el estado de guerra, y propugnaban una vuelta a una política económica de corte liberal.

Por otro lado, el “Comité de Seguridad de la república” veía con malos ojos la preponderancia del Comité de Salud Pública cuyos poderes se solapaban con los suyos y por eso varios miembros de esta Convención conspiraron contra Robespierre y lo arrestaron el 27 de julio junto con Saint-Just, Couthon y varios seguidores.

El guillotinamiento de Robespierre y 28 de sus asociados en la jornada siguiente, marcó el fin del Terror y el inicio de la Reacción de Termidor. Robespierre fue ejecutado de manera expedita como muchos cientos de personas, incluso sin proceso, víctima de la conjuración de disputados girondinos y otras personas que clamaban venganza por las muertes de los “moderados” del grupo de Danton, todos los cuales habían sido eliminados por Robespierre.

Años después, se reproduciría otra vez una nueva época de represión, que con el nombre de “Terror Blanco” que se instauraría en 1815 tras el retorno del Rey Luis XVIII al poder para eliminar a gente sospechosa de nexos con los gobiernos de la Revolución o partidarios de Napoleón los cuales fueron arrestados y ejecutados.

De una u otra forma, “el terror” volvió a producirse.