ACTUACIÓN

0

Dos amigos iban caminando por el desierto. En
algún punto del viaje, comenzaron a discutir, y uno
le dio una bofetada al otro. Lastimado pero sin decir
nada, este último escribió en la arena:
MI MEJOR AMIGO ME DIO HOY UNA BOFETADA.
Siguieron caminando hasta que encontraron un oasis
donde decidieron descansar y bañarse. El amigo que
había sido abofeteado, comenzó a ahogarse, pero
su amigo lo salvó.
Después de recuperarse, escribió en una piedra:
MI MEJOR AMIGO SALVO HOY MI VIDA.
Su amigo le preguntó. Cuando te lastimé, escribiste
en la arena y ahora lo haces en una piedra. ¿ Por qué?.
Respondió: – Cuando alguien nos lastima, debemos
escribirlo en la arena, donde los vientos del perdón
puedan borrarlo. Pero cuando alguien hace algo bueno
por nosotros, debemos grabarlo en piedra, donde
ningún viento pueda borrarlo.