Derriban los monumentos a la dictadura de Franco

POR ORDEN DE LA ALCALDÍA DE MADRID Y EN CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA APROBADA EN 2007, MADRID COMENZÓ A DERRIBAR LOS MONUMENTOS A LA DICTADURA DE FRANCISCO FRANCO (1939-1975) AÚN EN PIE. LA DECISIÓN CONTÓ CON EL RECHAZO DEL PP.

0

La medida se había acordado en el pleno del ayuntamiento el 22 de diciembre con el voto en contra del PP de Mariano Rajoy y el apoyo de los concejales de Ahora Madrid, los del Partido Socialista (PSOE) y los del partido liberal Ciudadanos.

El equipo de la alcaldesa Manuel Carmena, de la plataforma de izquierdas Ahora Madrid, inició sin anuncio previo la retirada de los vestigios franquistas el viernes de la semana pasada -aunque recién se conoció hoy- y continuó en esta jornada, informó hoy el diario El País y reflejó también la agencia EFE.

Hasta ahora, el ayuntamiento madrileño retiró varias placas, lápidas conmemorativas y un monolito en honor de personas relacionadas con la dictadura y el bando cuya sublevación dio origen a la guerra civil (1936-1939), en tanto que en los próximos meses se cambiará además la denominación de una treintena de calles franquistas.

A algunas de ellas se les dará el nombre de víctimas del terrorismo, según decidió hace unos días el pleno del ayuntamiento, medidas que se toman en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, aprobada en 2007 bajo el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

La ley reconoce y amplía derechos a las víctimas de la guerra civil (1936-1939) y la dictadura de Franco (1939-1975) y obliga, entre otras cosas, a sacar de las calles los nombres franquistas.

El PP de Rajoy expresó su desacuerdo con el proceder del equipo de la alcaldesa Carmena. Está “acabando a martillazos con la reconciliación nacional y con la transición política y la Constitución de 1978, la Constitución de la concordia”, dijo un portavoz en el ayuntamiento a medios locales.

“No quieren aplicar la Ley de Memoria Histórica, quieren aplicar el sectarismo histórico. Y esto nos parece gravísimo”, agregó en la soledad que se encuentra la derecha madrileña en la actualidad.