¿Que va a pasar con la escuela de hostelería La Consula?

0

La escuela de Hostelería La Cónsula, uno de los referentes del sector turístico andaluz, atraviesa una situación límite.

La Junta de Andalucía debe tomar medidas sostenibles para evitar el cierre de la escuela de hostelería La Cónsula de Málaga. Son muchos los que lamentan la triste situación que atraviesa la escuela de hostelería. De alli han salido grandes profesionales, entre ellos el chef Diego Gallegos, propietario del Restaurante Sollo de Benalmádena que ha sido recientemente galardonado con una Estrella Michelín.

Pero aquí queremos hablar principalmente de toda esa gente que ha propiciado el éxito de todos estos grandes profesionales, aquellos que llevan meses trabajando sin cobrar. Y lo peor es que la que no paga es una administración pública. ¿Cómo se puede permitir que estas personas, que tienen sus familias y sus necesidades, lleven seis meses sin cobrar? ¿O los de la escuela La Fonda que llevan ocho meses?

Lo peor es que cuando escuchas lo que dice el director general de Formación Profesional para el Empleo, Manuel García, que alardea por las estrellas Michelin conseguidas y todos sabemos que allí no se le esta pagando a la gente que trabaja. No se como no le da vergüenza, conociendo la situación que allí se vive. Dice además que la única que sigue dando formación es La Cónsula, como si fuera mérito suyo, y no de los empleados que siguen dando el callo sin cobrar un euro.

Los trabajadores van a demandar porque ya se han hartado de escuchar y creerse las promesas de la Junta, empezando por las de la presidenta, Susana Díaz, que en plena campaña aseguró que esto se iba a arreglar rápidamente.

Ya en octubre algunos trabajadores y estudiantes de la Consula, inmersa en un proceso de integración en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), denunciaron esta situación, aunque con muchos problemas siguieron los cursos con normalidad. Ya en ese momento faltaban suministros, productos frescos, como carne, pescado, frutas o lácteos, y además había proveedores que se negaban a seguir sirviendo si no cobraban.

Las escuelas malagueñas han sido las únicas que se han quedado fuera de la integración en el SAE de toda Andalucía. Esta situación da mucho que pensar. ¿Sera acaso que lo que se busca es que se privatice?

La situación actual es que La Cónsula sigue con los fogones apagados y no se sabe como terminará todo esto.