Nigeria hace historia y prohíbe la mutilación genital a mujeres y niñas

0

La Mutilación Genital Femenina (MGT) o también llamada ablación del clítoris, es una tradición del tiempo de los faraones que está presente en diferentes culturas, en todos los continentes. Esta práctica se hace para eliminar el placer sexual en las mujeres, considerando razones culturales, religiosas o cualquier otro motivo no médico. La Mutilación Genital Femenina se considera una violación de los derechos humanos de las mujeres y de las niñas.

Se cree que este ritual de iniciación originalmente se practicaba en las niñas de algunos países de África, Oriente Medio y otros. La costumbre es de procedencia incierta, aunque hay algunas versiones que afirman que comenzó en el antiguo Egipto y a partir de allí se extendió al resto del continente africano. Aunque se localiza sobre todo en la zona centroafricana, no se limita al continente africano, pues se sabe que también se observa en varios países de Asia, Europa, Australia e incluso América.

La Organización Mundial De La Salud, estima que solo en África, hay 92 millones de mujeres y niñas mayores de 10 años, que han sido afectadas por esta práctica, que muchas culturas, respaldan bajo alguna religión.

Las consecuencias son gravísimas, partiendo por lo más simple, pérdida de sensibilidad a hemorragias e infecciones que causan la muerte de estas víctimas, pues las incisiones son realizadas por curanderas que no utilizan ningún tipo de esterilización y solo instrumentos rudimentarios, como cristales, navajas y cuchillas contaminadas.

Existen 4 procedimientos, que son muy terribles para contárselos, pero realmente, no aportan ni un beneficio para la salud de estas mujeres. Muchas, si logran sobrevivir, quedan estériles, con quistes, o deformadas.

Por suerte, hoy se ha hecho historia, pues Nigeria, uno de los países más acostumbrados a este rito, prohíbe antes la ley, esta práctica. Hoy, declaran ilegal esta horrible tradición que, no es más que una violación a los derechos humanos de las mujeres y niñas de todo el mundo.

Este fue uno de los últimos actos del ex mandatario, Goodluck Jonathan y que su sucesor, el presidente Muhammadu Buhari, quien asumió el pasado 29 de mayo la presidencia, deberá procurar su cumplimiento.

No podemos creer ciegamente que esta práctica no se realizará más, pero con el tiempo, las nuevas generaciones aprenderán que está penalizado por la ley de su país. Y, ojalá muchas niñas, desde hoy puedan crecer sin vergüenza por sus cuerpos.

Saber un poco, de estas cosas que suceden en el mundo, nos hace tener conciencia de las diferentes realidades que viven muchas personas hoy.
Espero que todas, puedan estar tan contentas como yo, porque se hace justicia, por otras como nosotras.