Málaga Ahora se convierte en casta y se niega a sentarse en el suelo como en el 15M

0

Varios medios de comunicación han sacado la escandalosa noticia de que a las concejalas y técnicos del grupo municipal de Málaga Ahora les han proporcionado sillas para su oficina en el Ayuntamiento. Esto demuestra de manera irrefutable que los cargos públicos de Málaga han acabado por convertirse en lo mismo que criticaban.

Durante la semana pasada y este lunes, el equipo municipal presenció atónito cómo todos los muebles, incluidas las sillas, les eran retirados de su oficina. Por lo visto pertenecían a la Junta de Distrito de Churriana, y se las habían cedido de manera temporal durante el verano, puesto que el proveedor habitual de mobiliario del Ayuntamiento cerraba durante el mes de agosto. A esta situación se había llegado dado que a nadie en el Ayuntamiento se le había ocurrido ceder una oficina al grupo municipal de Málaga Ahora, y cuando dos meses después repararon en semejante olvido solo pudieron amueblarla de manera «provisional».

Reconocemos que algunos miembros del equipo institucional, con la excusa de su edad, se niegan a sentarse en el suelo, lo que hace sospechar que realmente provengan del movimiento 15M, y han acogido favorablemente la llegada de las nuevas y polémicas sillas. Otra de las pruebas de la conversión en casta de los miembros de Málaga Ahora es su negativa a presentar las mociones en cartones pintados con rotuladores y exigen el uso de folios como el resto de la casta municipal. La Mesa de Coordinación de Málaga Ahora ya estudia expedientarlos. En palabras de uno de sus portavoces: «Uno empieza a sentarse en sillas y acaba afeitándose como Albert Rivera o, lo que es peor, fingiendo que sabe catalán como Inés Arrimadas».