Carmena devuelve los 50 coches de los concejales de distrito y de la oposición y busca empleo a 100 conductores

0

El Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, ha notificado a la empresa que suministra los coches oficiales en renting a los concejales que devuelve los 50 vehículos que estaban asignados a los ediles de distrito y de los grupos políticos. Así, mantiene solamente los de responsables de Área y los portavoces de los grupos municipales. La medida, según han indicado fuentes del sector, supondrá un ahorro de cerca de 300.000 euros al año.

A partir de ahora cada junta de distrito tendrá un coche de incidencias que podrá ser utilizado por el concejal si es necesario, pero que conservará también un uso administrativo para transporte de documentación o personal técnico. Este vehículo dispondrá de tres conductores: el que tenía hasta la fecha y los dos que estaban asignados a cada edil. El sueldo de un conductor sin concejal es de 23.834 euros sin trienios, mientras que el que transportaba a un edil era de 31.334 sin trienios.

En la última quincena de septiembre, el Gobierno municipal llevará a la mesa general de negociación del Ayuntamiento de Madrid la situación de los más de cien conductores de cargos electos que se quedarán sin trabajo tras esta medida de la Corporación municipal. Estas personas se mantendrán al servicio de las juntas hasta el 1 de noviembre, que es la fecha en la que el Ayuntamiento acordó que se reincorporarían a sus nuevos trabajos. Asimismo, el Ayuntamiento ha previsto que las juntas que precisen algún vehículo más para ocasiones especiales puedan solicitarlo al Parque Automovilístico Municipal.

Los recortes también afectan a la Policía

Hace algunos días, el Consistorio madrileño ya informó que renunciaba al contrato de arrendamiento (renting) de vehículos policiales que aprobó el año pasado el anterior Gobierno municipal. Aquel acuerdo se cerró con una duración de cuatro años y un coste de 28 millones de euros. La justificación fue que “no está ajustado a las necesidades reales de este servicio ni a una gestión eficiente de los recursos públicos”.

En este sentido, el Gobierno de Manuela Carmena “ha cuestionado la idoneidad de este contrato, ya que si se hubiera dado vía libre la Policía Municipal contaría con un total de 1.300 vehículos, cuando el total de operativos por turno en los casos de mayor necesidad ronda los 1.000 agentes”.

La Policía ha comprobado que la mayor parte de los vehículos no alcanzan los kilómetros indicados en los pliegos, siendo éste “un dato importante” a la hora de calcular el coste de los coches. “Las condiciones del concurso (cantidad de dinero a invertir por la empresa, la fianza o el tema de las patentes) cerraban las posibilidades de presentarse a la gran mayoría de las empresas del sector”, ha explicado la Corporación en un comunicado.

“El ahorro que supone la rescisión de este contrato –señala el Ayuntamiento- se utilizará para comprar chalecos antibalas, que era una reivindicación policial desde hacía mucho tiempo”. Los sindicatos aplaudieron la medida.

Fuente: vospopuli.com