EL ARTE DE ESCUCHAR

0

El verdadero conocimiento es lograr acallar el pensamiento
para que pueda surgir la verdad. La sabiduría no consiste en
acumular conocimientos, sino justamente en liberarnos de ellos
para que pueda emerger lo más espontáneo de nosotros mismos,
sin tipo alguno de condicionantes-
Dicho de otro modo: para encontrarse a uno mismo y tener una
visión clara de lo que nos rodea, hay que desaprender lo aprendido.
Esto requiere, aprender a escuchar sin filtros- prejuicios, opiniones
o expectativas-, ser capaces de percibir la vida más allá del ruido
de las palabras.
“Nuestro escuchar es siempre con una idea preconcebida o desde
un punto de vista particular.No nos limitamos a escuchar;se interpone
siempre la pantalla de nuestros propios pensamientos, de nuestras
conclusiones,de nuestros prejuicios.
Para escuchar ha de haber quietud interna, una atención relajada;
hay que estar libre del esfuerzo de adquirir,,,
Casi todos vamos tras resultados, queremos alcanzar metas;
estamos siempre venciendo y conquistando; en consecuencia, no
escuchamos”.
La finalidad del conocimiento, es elevar nuestra perspectiva, no
contaminarla. No tiene ningún sentido seguir cargando con una barca,
una vez hemos alcanzado la otra orilla.
Del mismo modo, lo que aprendemos a lo largo de la vida, tiene que
servirnos para caminar por nuestro propio pie, sin necesidad de
cargar con las lecciones y mucho menos, con el maestro