¿Se han convertido las calles del centro de la ciudad en un gran botellón?

0

Una de las últimas declaraciones de la concejal Teresa Porras, llevan días siendo la comidilla de la ciudad. La edil lo tiene claro, no cree que exista el botellón durante la feria de día en el Centro; solo es «gente que bebe en la calle». Sin embargo, el resto de los malagueños y visitantes no creen lo mismo. Al menos, no pueden discernir con claridad dónde acaba la legalidad de poder beber en la calle durante los festejos y dónde comienza el botellón.

Pero ¿hay botellón en la Feria del Centro? ¿Se han convertido las calles del centro de la ciudad en un gran botellón? Existen opiniones de todos los gustos y colores: gente que lo apoya, otra que lo condena y ningún veredicto claro. Tampoco por parte de los políticos y las instituciones.

Desde sus inicios, el tan repetido botellón ha sido la alternativa barata a las barras y demás comercios tradicionales. Son muchos, sobre todo la población más joven, los que no pueden costearse a lo largo de los siete días de fiestas lo que supone beber, o también comer, en las barras y casetas del centro o el Real. Por ello, las bolsas con bebidas, vasos y hielos imponen su ley en los alrededores de las calles de la ciudad de día y los aledaños del Cortijo de Torres de noche.

Porras también ha asegurado en diversas ocasiones que las fuerzas de seguridad actúan durante estos días contra el botellón confiscando bolsas de alcohol y sancionando a aquellos que las portan. La concejal ha reiterado muchísimas veces la prohibición e inexistencia esta práctica durante las festividades malagueñas. En cambio, también asume que cuando hay miles de personas reunidas, se complica la actuación de los policías».