Renta Básica Universal: talleres para el debate

0

Convocado por la Asamblea de Apoyo a Juanjo Huerta, se ha celebrado el pasado día 8 un taller de Renta Básica en Fuenlabrada (Madrid), preparado por la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad (MBCPP), en la línea de concienciar sobre la urgente necesidad de adoptar esta medida política.

Este taller ha sido una acción más dentro de las muchas que el MBCPP se ha planteado para poner en la calle el debate sobre la renta básica, además de la campaña que está llevando adelante para que las diferentes formaciones políticas recién elegidas se comprometan a discutir en sus grupos la Renta Básica Universal, antes de las próximas elecciones estatales, que tendrán lugar en el otoño.

El taller-asamblea fue convocado por la Asamblea de Apoyo a Juanjo Huerta, de la que forman parte numerosos colectivos de esta población madrileña, y tuvo lugar en la plaza de la Constitución de Fuenlabrada, rebautizada por los participantes como la Plaza de la Dignidad, después de que Juanjo Huerta mantuviera en la misma una huelga de hambre durante el mes de mayo (sobre la que fuimos informando), pidiendo esta reivindicación.

Miembros de la Marea Básica explicaron, durante el taller, el significado real de conceptos como productividad, plusvalía, trabajo, empleo, riqueza, derecho… Definieron después con claridad el significado de Renta Básica Universal, un derecho incondicional, individual, suficiente y universal que garantice unos ingresos mínimos para todos.

Dejaron claro también el concepto de dignidad, como el valor innato e inherente al ser humano y, en base al cual es que ha de garantizarse la existencia física de cada persona, explicando que se debería llegar a una economía basada en recursos, en la que se produzca y reparta según las necesidades de todos y cada uno de los ciudadanos y que impida que la riqueza se acumule en unas pocas manos. Explicaron también cómo es posible financiar dicha medida, en base a cambios impositivos, para concluir que implantar una RBU supondría un mejor reparto de la riqueza y por tanto construir un mundo mejor.

Después de las exposiciones, se abrió un diálogo con los participantes, algunos de los cuales manifestaron que “ha llegado el momento de implantar la RBU, no sólo como derecho sino por urgente necesidad”. La posición de compromiso de la Asamblea hizo que se constituyera un grupo de trabajo para informar de la RBU a toda la población.