CONTAGIO EMOCIONAL

0

Todos tenemos a nuestro alrededor gente que nos transmiten
su energía positiva, por lo cual nos sentimos bien,pero también
existe otra, que nos produce el efecto contrario…
Esto explicaría, nuestro cambio de humor sin que sucediera
nada especial, haciéndonos sentir eufóricos, optimista, o apáticos
y abatidos.
Nuestro balance anímico dependerá de las emociones que hallamos
intercambiado con los demás, a lo largo del día.
Tomar conciencia del contagio emocional puede dar un giro de 180º
a nuestras relaciones y a la vida, hay que protegerse de los
contagios nocivos evitándolos.
Por todo ello, no sólo debemos elegir personas emocionalmente
saludables, sino que debemos ser conscientes de los sentimientos
que contagiamos a los demás y ” guardar cama”, cuando sea
necesario.
A menudo, las emociones se expresan- y contagian- a través de
las palabras, sería conveniente que nos aplicáramos ésta máxima
de la sabiduría japonesa, -la cual recomienda- en casos de irritación:
“Lo que tengas que decir, dilo mañana”.