@31E: Miles de personas de juntan al grito de “Si se puede…”

0

Desde la Plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol, miles de personas han colapsado desde antes del mediodía de hoy sábado el recorrido de la manifestación, a la que han acudido también numerosos simpatizantes de Podemos llegados en 260 autocares desde diferentes puntos de España.

thumb

La Marcha del Cambio, reivindica que ha llegado su hora, la de gobernar y desalojar de las instituciones a la ‘casta política’.

Tic, tac, tic,tac y una gran pancarta en mitad de la multitud: Políticos, el pueblo ha despertado, rodean a una multitud que, en un ambiente festivo, con batucadas, banderas andaluzas y alguna griega, se dirige desde la plaza de Cibeles a la Puerta del Sol, donde intervendrán los principales dirigentes de Podemos. Pablo Iglesias se ha incorporado los últimos metros de la marcha, donde ha sido recibido al grito de “presidente, presidente”.

“2015 puede ser el año de la victoria de la gente corriente y empobrecida”, ha añadido Errejón antes de dirigirse al estrado donde participarán los dirigentes de Podemos.

El destino final de la marcha es la Puerta del Sol de Madrid, que proclamó en mayo de 2011 el divorcio entre la calle y los políticos.

Hoy, en enero de 2015, los herederos de aquel movimiento indignado han regresado a la plaza más simbólica de la capital para anunciar que, ahora que están organizados dentro de un partido como Podemos, ha llegado su hora.

El líder de Podemos esgrimió que hoy no es una jornada para protestar o reclamar nada a nadie, sino que se trata de activar el reloj de la cuenta atrás del Gobierno de Mariano Rajoy. «Tic tac, tic tac, tic tac…», pregonaba recientemente Iglesias en un mitin en Valencia. Mientras, su número dos, Íñigo Errejón, ha subrayado que el cambio ya es una cuestión «inevitable».

Podemos ha puesto grandes esperanzas en esta convocatoria, seguros del efecto de llenar y desbordar la Puerta del Sol y la calle de Alcalá con una marea morada. Sin duda, es una gran demostración de fuerza del partido de cara a las citas electorales que vienen en este año: andaluzas en marzo, autonómicas y municipales en mayo, catalanas en septiembre y generales en noviembre. Es un tren político que Podemos no puede dejar pasar.

El partido de Pablo Iglesias se ha volcado en la organización de la marcha. Primero, con una gira del secretario general por las ciudades de Barcelona, Sevilla y Valencia, donde cosechó un incontestable éxito de asistencia. Y, segundo, con una campaña a través de sus canales de comunicación y redes sociales para agitar la participación.