Hurtarle una hora al día…

0

Uno de los mejores momentos del día. es la hora
inmediata anterior al levantarse.
Por regla general, nos levantamos con el tiempo justo
para asearnos vestirnos, desayunar un poco,
escuchar el avance informativo,
y poco más…
En contra partida, si nos levantamos una hora antes
de estas obligaciones, dispondremos del tiempo suficiente
para efectuar un desayuno más completo y relajado -en unión
si procede- de la familia.
Hurtarle una hora al día para dedicarla a uno mismo,
significa que no la empleamos para las obligaciones
laborales ineludibles, por lo cual, es una forma muy efectiva,
de aliviar el estrés y empezar el día con buen pie.