SON HECHOS…

0

La historia de la humanidad, está llena de equivocaciones
afortunadas…
Desde el error de cálculo que condujo a Colón al
continente americano,. muchos aciertos han surgido en pequeñas
y grandes catástrofes que han hecho de la necesidad una virtud.
El yogur hoy presente en el mercado, fue descubierto por unos
comerciantes búlgaros que trasladaban leche de un poblado a otro,
y por efecto del sol, ésta había fermentado. La probaron para comprobar
hasta que punto se había echado a perder. El sabor le gustó, y con
el tiempo se comprobó que tenía efectos beneficiosos para el estómago.
¡Había nacido un producto que terminaría en el mercado!.
Siempre debemos estar alerta de los descubrimientos que se producen
por accidente. Un hongo,producido por fermentación propia, pasó a ser la “penicelium legominosarum”, dado su alto poder para combatir infecciones,
parte del inicial antibiótico la penicilina.
En nuestra vida, también hay errores, mucho más afortunados,
que los propios aciertos.