Paco, policía nacional de Málaga, se desnuda para conquistar el corazón de Raquel

0

Paco, de 32 años y policía nacional de Málaga, aterrizó en la isla de Adán y Eva, desnudo (como impone el guion del programa) y con una fama de mujeriego a sus espaldas que acabó jugándole una mala pasada.

 

Sus dotes de galán, no le valieron para lograr conquistar el corazón de Raquel. Paco llegó dispuesto a arrebatar a la canaria de los brazos de Daniel Folla (apellido que dio mucho que hablar en redes sociales). Pero no lo consiguió. Al malagueño una supuesta infidelidad cometida a su anterior pareja le costó anoche su derrota en la isla.

 

Raquel, una extrovertida canaria, tenía que elegir pareja entre Daniel y Paco. La joven venía de un desengaño amoroso y no quería más disgustos. “Mi penúltimo novio estaba con tres chicas a la vez”, confiesa dolida, por lo que no tenía intención en caer en el mismo error dos veces.

 

En un primer momento, los encantos y el atractivo físico de Paco cautivaron a Rachel, que no dudó en dejarse enamorar. Sin embargo, cuando más cómoda se sentía ‘Eva’ en su particular paraíso, le hicieron llegar un mensaje que perturbó su paz. La carta indicaba que uno de los dos hombres que convivían con ella en la isla estaba mintiendo sobre su pasado y aseguraba que su relación anterior terminó por una infidelidad. La canaria Rachel interrogó a sus dos aspirantes, pero ambos negaron los hechos.

 

Al final, la canaria tuvo que escoger a ciegas, sin conocer la verdad, y apostó por Paco. Daniel se marchó de la isla avisando a Rachel de que su elección había sido errónea y aseguró a cámara que «él es una fachada, yo tengo valores que no tiene». Y la verdad salió a la luz.

 

En el encuentro de la pareja, ya con ropa, Paco se vio obligado a confesar su infidelidad y Rachel rechazó cualquier posibilidad de seguir una relación con él fuera del programa.

 

Rachel se quedó desconsolada, pero sólo por poco tiempo. Vestido como un auténtico galán, Daniel apareció para abrazar a su ‘Eva’ y postularse como el hombre perfecto para la canaria. Ambos abandonaron el paraíso de la mano dispuestos a conocerse y enamorarse.