Falta una batalla cultural contra ISIS

0

En uno de mis artículos, se puede concluir que la guerra no es algo que está exclusivamente en mano de gobernantes, sino que depende directamente del apoyo social.

Este apoyo social parte de un ambiente cultural y de explotar hábilmente los sufrimientos de personas que se sienten o son injustamente tratadas y cuya única solución ofrecida es hacer un daño injusto o sencillamente matar con pocos límites.

Esta el ejemplo de ISIS (Estado Islámico de Siria e Irak, por sus siglas en inglés) ha obtenido apoyo gracias a dos factores.
El primero, Siria sufre una guerra civil contra un gobierno tiránico dirigido por Assad que utilizó armas químicas contra civiles lo que no produjo el apoyo esperado de EE.UU. y la comunidad internacional al FSA (Ejército de Liberación Sirio, por sus siglas en inglés). Entonces ISIS, vista como más dura y religiosamente estricta, se fortaleció gracias a donaciones y a su firme determinación en el campo de batalla.
El segundo, en Irak, el gobierno del ya ex-primer ministro Maliki se dedicó a destituir a hábiles oficiales suníes por algunos incompetentes militares chiíes. Se discriminó a los suníes debido a la colaboración de este grupo islámico con el dictador, Sadam Hussein. El rencor, la desconfianza y la falta de perdón en esas tierras quebró el país, facilitó la implantación de ISIS en Mosul (segunda ciudad por población de Irak) y los crímenes contra musulmanes, yazidíes y cristianos.

¿De dónde vienen los soldados de ISIS?

En junio de este año, the Economist estimaba que ISIS contaba entre 9000 y 11000 combatientes, de los cuales 3.000 son extranjeros y el resto son de Siria e Irak. De esos 3000, un tercio son chechenos.

Chechenía es una “pequeña” región de Rusia que se rebeló contra el Gobierno ruso y terminó por convertirse en un infierno Boris Yeltsin y un joven colaborador, Vladimir Putin. Esta cruel guerra aplastó a los chechenos (guerrilleros/terroristas y civiles) que se fueron radicalizando ante las duras ofensivas rusas y la utilización de “puntos de filtración” prisiones para chechenos sin supervisión internacional. La capital de Chechenia, Grozni, fue destrozada. Si antes del conflicto de Chechenia el terrorismo no era un problema, después de la guerra algunos terroristas chechenos estaban dispuestos a morir matando tantos civiles rusos como conveniese a sus fines.

El mismo artículo señala que 500 europeos, principalmente de Inglaterra y Francia.
El New York Times, citando “oficiales anti-terroristas” (no identificados), indicaba que 2000 europeos y 100 “americanos” habían viajado a Siria para “luchar junto grupos extremistas” (sin especificar si se trataba de ISIS u otros grupos).
Según Wikipedia, ISIS mantiene aliazan con numerosos grupos terroristas de Filipinas, Nigeria, Camerún, Chad, Niger, Indonesia, Malasia, Tailandia, Libia, Tunez, Egipto, Gaza y Argelia. En Libia, sus aliados han tomado control de Derna.
Incluso, según el Gobierno de Irak ya se ha descubierto a un chino luchando del lado de ISIS. En China, los uigures son una minoría musulmana que se siente discriminada por la autoridades con respecto a la etnia mayoritaria, los han.

¿Quienes están en primera línea combatiendo ISIS?

La falta de apoyo militar a EE.UU. ha hecho que en el norte de Siria y de Irak los kurdos sean la mejor fuerza coordinada que quite territorio a ISIS (con apoyo de las fuerzas aéreas de países como Emiratos Árabes Unidos, Baharein, Jordania, Arabia Saudita, Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Holanda, Reino Unido y EE.UU.).   Los kurdos de Turquía (minuto 1:42) se han convertido de facto en las “boots on the ground” (“botas en el terreno”, expresión del presidente Obama para referirse a los soldados estadounidenses que no quiere enviar en primera línea). Los kurdos están siendo armados por los alemanes, franceses, británicos y los estadounidenses.   Pero debido a que el PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán, por sus siglas en kurdo) fue durante años una sangrienta banda terrorista en Turquía, los kurdos no están recibiendo un apoyo comprometido por parte de Turquía, especialmente en la ciudad de Kobani (Siria).
El ejercito del gobierno de Irak, también está combatiendo a ISIS pero se limitan a contener, a defender sin avances reseñables.

ISIS explota las contradicciones de sus adversarios

ISIS ( min. 4:39)  ha usado la idea de que los estadounidenses les enviarán drones para dar a entender que son unos “cobardes”. Y eso no es propaganda barata, ya que EE.UU. los ha usado principalmente en Pakistán y en Yemén para matar “supuestos terroristas” y, por error, civiles inocentes.

Los drones posiblemente han matado a muchos terroristas, pero producen desagradables contradicciones. Es comprensible matar en una guerra, porque la decisión se toma en base a “ en los próximos cinco minutos, o muero yo, o mueres tú”. Pero con el terrorismo se toman medidas policiales como se hizo con éxito en Alemania con Baader-Meinhof lo que llevó a su erradicación completa. El principio es simple la policía tiene por principio detener para poder juzgar y evitar que se convierta al terrorista en un mártir y destruir su reputación.

El uso de drones baja el listón moral y da excusas a los terroristas. Y los de ISIS usan todas las excusas posibles (opresión, discriminación, falta de gobiernos eficaces, laxitud moral, explotación laboral, crímenes de guerra contra civiles y otras muertes) para perpetrar sus propios abusos y crímenes. Además, ISIS usa como excusa una interpretación perversa del Islam cuyos creyentes tienen el deber debatir por qué el Corán es usado como un arma asesina, en vez de como un puente conciliador entre pueblos.
Otro punto a analizar de cara a quitar excusas a ISIS son las contradicciones de la sociedad occidental, que está en declive en lo económico, en lo demográfico y en lo moral.
Vivimos en una sociedad con algunos políticos que se llenan la boca por el respeto a la legalidad, pero que ellos mismos no respetan (corrupción, guerra sucia contra el terrorismo e acoso al poder judicial) y, también, donde a mucha gente avariciosa le gusta obtener lo máximo con el mínimo de riesgo y donde los vínculos y los compromisos se empequeñecen en el tiempo y se diluyen facilmente.
Se suele decir que ISIS es un cáncer, pero hay que pensar qué hace una organización tan criminal para tener tantos adeptos y los deberes que nuestra sociedad no cumple. Acabar con ISIS y sus sucesores no depende simplemente de bombas, pero más bien de una regeneración religiosa, moral y de altas dosis de coherencia en nuestras acciones.

El frente

Al tiempo que publico estas lineas, ISIS ha conquistado un 40% de la ciudad de Kobane, los bombardeos de EE.UU. y sus aliados han producido bajas entre los terroristas de ISIS, pero siguen avanzando lentamente por las calles de Kobane ante la resistencia de los kurdos, los ojos de los periodistas occidentales y los inmoviles tanques turcos (a tres kilómetros de distancia detrás de una colina). La situación en el frente norte de siria queda así.