Málaga, “más” hipotecas para viviendas urbanas

0

Los residentes de la provincia de Málaga vuelven a firmar préstamos para hipotecas a niveles pre-crisis en términos relativos con respecto al resto de España, pero con niveles paro históricamente altos.

En el primer semestre de este año, de cada 1.000 hipotecas concedidas en España, 43 se firmaron en Málaga, en base a datos del INE.  En el primer semestre de 2010, eran 37 y en la primera mitad de 2007, 42.
En el primer semestre de este año, de cada 1.000€ prestados en hipotecas en España, 36€ se prestaban en Málaga.  Nada que ver con los 46€, de la primera mitad de 2007.
Las hipotecas en Málaga se han reducido en tamaño medio y en total. En el primer semestre de 2007, la hipoteca concedida media era de 184.020€ y en la primera mitad de 2014, 111.994€.  En el primer semestre de 2007, el total de dinero prestado para hipotecas concedidas ascendía a 7.540.243.000€ y en la primera mitad de 2014,  sólo 755.406.000€, es decir, 10 veces menos. El resto del mercado hipotecario español sigue también una tendencia negativa que parece haber tocado fondo.

En el primer semestre de este año, de cada 1.000€ prestados para hipotecas concedidas en España, 43 euros fueron a Málaga.  En el primer semestre de 2009, eran 37 y en la primera mitad de 2007, 44€.

Esto lleva a pensar que la banca va a apostar por Málaga como la vanguardia de la revitalización de la construcción y el mercado inmobiliario en España y que, al mismo tiempo, esta percibe como una amenaza los altos indices de desempleo de Málaga en relación al resto de provincias.
El 60,5% del dinero prestado para hipotecas en Málaga fue para la adquisición de viviendas urbanas en el primer trimestre de 2014, a diferencia del 48,5% de conjunto de España.  Desde primer semestre de 2007, sólo en la primera mitad de 2009 la proporción de dinero prestado para este tipo de hipotecas fue superior en el conjunto de España (49,9%) que en esta provincia (49,6%).
¿Y cuál es el problema?
En el origen de la crisis, los bancos y cajas de ahorro prestaron (y de facto invirtieron) en el mercado especulativo de la vivienda en detrimento del resto del sector industrial.   España vio como aparecían de la nada centros comerciales y urbanizaciones, pero tenía un sector industrial carente de financiación que favoreciese sus proyectos y la contratación de personal.  En Málaga, se presta poco dinero para la adquisición de locales comerciales, garajes, oficinas, trasteros, naves industriales con respecto a lo prestado para la compra de viviendas. La proporción es de menos de 31€ con respecto 100€ prestados para la obtención de viviendas desde junio de 2007 hasta julio de este año. En el conjunto de España, son menos de 42€ por cada 100€ en el mismo periodo.  Y cada mes que pasa las diferencias tienden a aumentar, por lo que se deduce que el desarrollo de las exportaciones en Málaga se está haciendo con un menguante apoyo del sector financiero en el plano inmobiliario.
La falta de un sector industrial potente favorece la emigración de trabajadores cualificados e impide la recaudación estable de dinero con que pagar la creciente deuda pública española.