El laberinto de Oriente Medio

1

Últimamente hay dos conflictos que han llamado la atención de la opinión pública internacional, Hamas contra Israel y la guerra de ISIS (Estado Islámico de Irak y Siria) contra prácticamente todo lo que le rodea (chíies, algunos suníes, kurdos, los sirios leales a Bashar al-Asad, rebeldes sirios moderados y las fuerzas aéreas de EE.UU.).

Todo esto no se resume en tres eslóganes.  Hay muchas facciones y hay un entramado financiero, social y militar que ha hecho que estos conflictos sean posibles.  Una guerra necesita dinero y hombres motivados y entrenados.

Este cuadro es una primera aproximación a este contradictorio entramado político-militar-financiero de Oriente Medio.

Zonas de batallas Grupos Origen del apoyo
ISIS Qatar

Arabia Saudita


Kuwait
S
Turquía
I Rebeldes EEUU
R conocidos como Turquía
I Free Syrian Army Qatar
A
Kuwait
Kurdos Kurdos de Irak y Turquía
Ejército sirio (Assad) Rusia

Irán
Kurdos EEUU
Irak Ejército iraquí EEUU
Al-Qaeda
Líbano Hizbulá Irán
Al-Qaeda
Israel Ejército israelí EEUU
Gaza Hamas Qatar
UNRWA EEUU

En el marco de la guerra civil en Siria (con cuatro facciones enfrentadas), Qatar organizó, financió y armó, según político.com, a los rebeldes sirios contra Bashar Al-Assad. Básicamente por dos razones, porque EE.UU. no lo estaba haciendo y porque Siria está entre Qatar y la Unión Europea.  Los qataríes quieren construir un oleoducto para competir con Rusia en la venta de petróleo.  Qatar también ha financiado a ISIS (Estado Islámico de Irak y Siria), pero este nuevo califato entre Siria e Irak, ha quedado fuera de control.  De hecho, ISIS ha dicho a la FIFA que el mundial de fútbol no debe ser celebrado en Qatar y que pueden usar misiles para impedirlo.  Además, desde el mismo momento en que ISIS llegó a los bancos de Mosul y al armamento abandonado por el ejército iraquí (financiado con armamento estadounidense por valor de 25 millones de dolares), ISIS se convirtió en una organización terrorista autónoma y la más rica del planeta (lo que atrae a voluntarios a su causa).

ISIS sigue recibiendo “donaciones privadas” de ricos suníes en países aliados de EE.UU. como Kuwait, Qatar, y posiblemente, Arabia Saudita -tales donaciones son ilegales en este país-. Además, Kuwait ha servido para pasar dinero de Qatar para financiar a los rebeldes sirios y a ISIS. Otra parada que hace ese dinero antes de llegar a los rebeldes sirios o a ISIS es Turquía y Jordania.

Qatar financia a Hamás con millones de dolares y ha recibido visitas de su líder, Khaled Meshal. Qatar ha enviado 400 millones de dolares a Gaza y, al parecer, no irá a manos de Hamás.  Hamás contaba con el apoyo de los “Hermanos musulmanes” en el gobierno egipcio, pero ese apoyo desapareció cuando fueron depuestos por el ejército.

Qatar no está siendo criticada fuertemente por los EE.UU., porque allí los americanos tienen una útil base militar aérea y porque el país árabe ha comprado armamento a EE.UU. por valor de 11.000 millones de dolares.

Donaciones privadas de Kuwait han ido a para en manos de grupos ligados a Al-Qaeda en Siria.  ISIS está ligada al Frente Al-Nusrah (que actúa en Líbano y en Siria), y que está a su vez ligada con Al-Qaeda en Siria y en Irak. Al-Qaeda apoyaba ISIS, pero ya no porque ISIS es demasiado brutal (contra chiitas y sunitas) y porque ISIS no busca un consenso social al tiempo que construye su califato.

EE.UU.  está armando a través de la CIA, al menos, a una parte de las fuerzas rebeldes de Siria, según PBS.  EE.UU.  envía material militar y munición rusa (!) y también armamento fabricado en EE.UU.  Y también entrena a rebeldes en Qatar (!) en tácticas de guerrilla, pero no en lucha antiaérea. Un congresista de EE.UU., Rand Paul, afirma que EE.UU. ha entrenado a aliados de ISIS.  Y ahora EE.UU. está bombardeando a ISIS en Irak.

EE.UU.  también financia al ejército de Israel y a UNRWA (en Gaza). Edificios de la UNRWA (por ejemplo, escuelas) han sido usados por Hamas para almacenar cohetes.

Turquía actualmente alberga tropas de la OTAN para evitar que el conflicto sirio le afecte, pero los kurdos se quejan de que Turquía está dejando pasar libremente a personas para unirse a ISIS y a los rebeldes sirios. Los kurdos sirios recogen pasaportes de Libia, Túnez, Irak e, incluso, Turquía en el campo de batalla.  Miembros de la oposición turca acusan al gobierno turco de colaborar con ISIS y de proporcionar a sus militantes asistencia sanitaria.

Rusia presta apoyo diplomático a Siria e, incluso, ha enviado armas a la Siria leal a Bashar al-Assad, por ejemplo, helicópteros.

Irán también apoya políticamente a Assad y probablemente le ha enviado apoyo militar.

Hezbollah es una organización que actúa en el Líbano -atacó a Israel desde allí- y en Siria -apoyando a Bashar al-Assad- con el apoyo financiero menguante de Irán y del tráfico de órganos de refugiados sirios.

Todo este despliegue logístico añade multiplica los odios creados en conflictos políticos, religiosos y raciales creados en la zona.  Son conflictos que con mayor o menor grado empeoran por la falta de generosidadflexibilidad, tolerancia, visión integral de los problemas y liderazgos políticos claros e integradores. Y son parte de un nuevo tipo de guerra, conocido como guerra asimétrica (entre ejércitos convencionales y guerrillas) y “by proxy” en donde grandes potencias, que no quieren o no pueden luchar, pagan o apoyan a otros para que luchen por sus intereses.

ADVERTENCIA: Este artículo es una simplificación de la realidad falto de matices, oriente medio es un laberinto lleno de agravios. Además, queda preguntarse, por ejemplo, qué une a Arabia Saudí con Al-Qaeda, qué efectos ha tenido la campaña de bombardeos de EE.UU. en Yemen, qué intereses estratégicos tiene Rusia en Siria, qué papel tiene la Unión Europea (¿Cuántos voluntarios llenan las filas de ISIS?  ¿Cuántas armas europeas son vendidas en Oriente Medio?), si hay o no turcos que apoyen a Al-Qaeda en Siria, qué ocurre con los cristianos……