Samsung suspende el negocio con una fábrica en China tras detectar trabajo infantil

0

La compañía tecnológica hizo una investigación después de la denuncia de una ONG.

Samsung asegura que si las investigaciones concluyen que el suministrador contrató a niños de forma ilegal, suspenderán permanentemente el negocio con la empresa.

Samsung-estima-beneficio-operativo-abril-junio_EDIIMA20140708_0079_13-600x337

La compañía tecnológica surcoreana Samsung Electronics ha suspendido temporalmente sus relaciones comerciales con una fábrica en Chinta tras encontrar “pruebas de presunto trabajo infantil” a raíz de una investigación llevada a cabo tras las denuncias en este sentido formuladas por la ONG China Labor Watch (CLW).

Según ha explicado la empresa en un comunicado, China Labor Watch denunció el jueves que la empresa china Dongguan Shinyang Electronics había contratado a menores. “Tras la investigación, Samsung ha decidido suspender temporalmente el negocio con la fábrica en cuestión tras encontrar pruebas de presunto trabajo infantil en el lugar de trabajo”, dice. “La decisión se tomó conforme a la política de tolerancia cero con el trabajo infantil de Samsung”, ha precisado la tecnológica.

La empresa surcoreana reconoce que “es lamentable que surgiera la denuncia pese a los esfuerzos de Samsung de evitar el trabajo infantil en sus suministradores” puesto que lleva a cabo “inspecciones rutinarias para observar a sus suministradores en China con el fin de garantizar que siguen el compromiso” de tolerancia cero con esta práctica.

En el caso de Dongguan Shinyang Electronics, Samsung llevó a cabo auditorías en tres ocasiones desde 2013, la última de las cuales concluyó el 25 de junio sin que “se detectara ningún caso de trabajo infantil” durante las mismas. Sin embargo, en la investigación realizada tras la denuncia “ha encontrado pruebas de que se produjo un proceso de contratación ilegal el 29 de junio”. Según precisa Samsung, “las autoridades chinas también están investigando el caso”.

La tecnológica ha asegurado que “si las investigaciones concluyen que el suministrador contrató a niños de forma ilegal, Samsung suspenderán permanentemente el negocio con la empresa conforme a su política de tolerancia cero con el trabajo infantil”.

Asimismo, Samsung “reforzará su proceso de contratación tanto en sus instalaciones de producción como en sus suministradores para evitar que este tipo de casos se repitan”.