La reforma fiscal que prepara el Gobierno podría acarrear subidas de impuestos para los más de 172.200 malagueños

0

La reforma fiscal que prepara el Gobierno podría acarrear subidas de impuestos para los más de 172.200 contribuyentes malagueños que poseen segundas residencias y otro tipo de inmuebles repartidos por toda España y que los tienen actualmente desocupados, según los datos aportados por el colectivo Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). El departamento estudia incrementar la tributación que pagan estos inmuebles que no son vivienda habitual del propietario ni están alquiladas a terceros. La decisión, en todo caso, todavía no está tomada. De hecho, la Agencia Tributaria ni confirma ni desmiente que se vayan a subir los impuestos sobre las segundas residencias desocupadas, algo que han adelantando medios económicos como Cinco Días. En todo caso, sí es una de las medidas que están encima de la mesa para su estudio, según explican diversas fuentes fiscales.

VPO en calle Nosquera

Esta hipotética medida afectaría a todos aquellos contribuyentes que, por ejemplo, conservan las casas en sus pueblos heredadas de sus padres o a los que optaron por comprarse en la costa un piso o un apartamento para veraneo.

La segunda vivienda, cuya compra desgravaba en otros tiempos, no sale ahora gratis. Actualmente, los propietarios de segundas y sucesivas viviendas que no estén alquiladas sufren una imputación en el impuesto sobre la renta. En su declaración incluyen así el equivalente al 1,1% del valor catastral del inmueble o el 2% si la última revisión catastral se hizo con anterioridad a enero de 1994. Sobre el importe resultante se aplica el tipo marginal que, en general, va del 24,75% al 52% en función del nivel de renta del contribuyente. En el caso de la provincia de Málaga, las proyecciones de Gestha indican que Hacienda imputa a los contribuyentes con segundas viviendas un rendimiento imputado medio anual de 517,6 euros al año, sobre el que se calcula el impuesto a abonar.

Lo que podría hacer ahora el Ministerio de Hacienda es modificar esta fórmula de tributación en la reforma fiscal elevando el porcentaje de imputación o instaurando idear un sistema nuevo para que el impuesto sobre la renta refleje el patrimonio de los contribuyentes. También, es previsible que se produzcan cambios en el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI).