Dilma Rousseff pidió un Mundial por la paz y contra el racismo

0

La presidenta de Brasil afirmó que la Copa del Mundo que comenzará este jueves representará “el momento de celebrar” los “valores de la competencia leal y de la convivencia pacífica entre los pueblos”, y aseguró que será un encuentro “por la paz y contra el racismo”.

“Es el momento de la gran fiesta internacional del deporte” y “es también el momento de celebrar, gracias al fútbol, los valores de la competencia leal y de la convivencia pacífica entre los pueblos”, dijo la mandataria en un artículo publicado hoy con su firma en varios medios brasileños, entre ellos la agencia Brasil 247.

Bajo el título “El mundial de los mundiales”, Rousseff aseguró que el torneo será “el mundial por la paz y contra el racismo, el mundial por la inclusión y contra todas las formas de prejuicio, el mundial de la tolerancia, de la diversidad, del diálogo, del entendimiento y de la sustentabilidad”.

La jefa del Estado destacó que ser anfitriones de la máxima competencia futbolística “es motivo de orgullo para los brasileños”.
“Dentro y fuera del campo de juego estaremos unidos y dedicados a ofrecer un gran espectáculo” y “durante un mes, los visitantes que estén en nuestro país podrán constatar que Brasil vive hoy una democracia madura y pujante”, sostuvo.

“Disfrutamos de la más absoluta libertad y convivimos armónicamente con manifestaciones populares y reivindicaciones, las cuales nos ayudan a perfeccionar cada vez más nuestras instituciones democráticas”, añadió.

Rousseff remarcó que “el país promovió en los últimos 12 años uno de los más exitosos procesos de distribución de la renta, aumento del nivel de empleo e inclusión social del mundo”.

En ese contexto “redujimos la desigualdad en niveles impresionantes, llevando, en una década, a la clase media a 42 millones de personas y sacando de la miseria a 36 millones de brasileños”, señaló.

La mandataria recordó que “el fútbol nació en Inglaterra” pero advirtió que a los brasileños les “gusta pensar que en Brasil construyó su casa”.

“Aquí nacieron Pelé, Garrincha, Didí y tantos astros que alegraron a millones de personas por el mundo” y “cuando el mundial vuelve a Brasil después de 64 años, es como si el fútbol estuviera de regreso en su casa”, agregó.

“Somos el país del fútbol por la gloriosa historia de cinco campeonatos y por la pasión que cada brasileño dedica a su club, a sus ídolos y a su selección”, y “para nosotros el fútbol es una celebración de la vida”, subrayó. 

 

Afiche-mundial-de-Brasil