La plantilla de Limasa, en huelga indefinida

0

Servicios MínimosEsta madrugada ha dado comienzo la huelga indefinida en Limasa después de que ayer tarde, y tras más de dos horas de negociación, el comité de empresa rechazara la última oferta lanzada por el alcalde y la dirección.

Entre las últimas propuestas para el año 2014 se contemplaba la congelación salarial, aunque se mantenía el complemento de antigüedad (un 5% del sueldo por bienio, y un 10% por quinquenio), la reducción de la paga de productividad a 368€ (actualmente esta asciende a algo más de 850€), la supresión del complemento que corre a cargo de la empresa en caso de baja por enfermedad durante los 15 primeros días, a partir de la tercera baja anual, y la modificación en la distribución de las vacaciones, que se repartirían en dos periodos, 15 días en el periodo de verano (del 1 de mayo al 31 de octubre) y otros 21 días en el periodo de invierno (del 1 de noviembre al 30 de abril), correspondientes a los 15 días restantes de vacaciones más 6 de descanso acumulado, a cambio de trabajar un sábado de cada mes durante el periodo de verano.

A primera hora de la tarde, las negociaciones parecían avanzar por el buen camino, pero pasadas las 21:30 horas, el comité abandonaba la reunión sin acuerdo. “Nos hemos bajado la productividad a 368€ pero lo quieren todo”, manifestaba el presidente del comité de empresa, Manuel Belmonte.

Tras este último desencuentro, el alcalde compareció en rueda de prensa, donde afirmó que esta última oferta era “muy superior a otros procesos de negociación en empresas del mismo sector” y se mostró esperanzado en que los miembros del comité “reflexionaran” sobre la huelga. De la Torre aseguró además que el consistorio había sido “muy solidario” con los trabajadores, ya que con estas últimas medidas la empresa se ahorraría 5,4 millones de euros en costes laborales y no los 6 millones que inicialmente pedía, así que sería el ayuntamiento quien asumiría el resto del esfuerzo.

No lo veían así los miembros del comité de empresa, quienes rápidamente se trasladaron al centro ambiental Los Ruices para explicar la propuesta al resto de la plantilla. Mientras tanto y de manera inesperada, el alcalde publicaba en su cuenta de twitter una última oferta para que los trabajadores desconvocaran la huelga a cambio de retirar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que dejará a cada trabajador en el paro durante un máximo de 80 días anuales.

Si los trabajadores de LIMASA aceptan la oferta entregada, y por tanto se firma, a primera de hora de mañana se retira el Erte

Esta última oferta generó una gran división de opiniones en la plantilla, aunque finalmente el comité decidió seguir adelante con la huelga sin consultarlo a la asamblea, lo que provocó el enfado de numerosos trabajadores, que en más de una ocasión gritaron “queremos votar”.

 

UNOS SERVICIOS MÍNIMOS BLINDADOS

Desde primera hora de la noche se desplegaba un gran dispositivo policial alrededor de la planta para evitar incidentes. Hasta 20 furgones de la Unidad de Intervención Policial se apostaban frente al centro de Los Ruices. Algunos de ellos procedían de otras ciudades como Madrid, Valencia o Murcia. Una vez terminada la asamblea, los conductores que debían cubrir los servicios mínimos repasaban junto a los agentes la ruta de recogida.

Pasadas las 0:30h salía el primero de los 18 camiones que han trabajado durante esta noche. Hasta 200 agentes entre policía local y nacional han acompañado a los trabajadores para velar por su seguridad. La jornada ha transcurrido con total normalidad y no se han registrado incidentes.

El ayuntamiento ha publicado un bando en el que se dan una serie de recomendaciones a los ciudadanos, como sacar la basura en los horarios más próximos a la recogida o no arrojar basura en la vía pública.