Fracasan las negociaciones para evitar la huelga en Limasa

0

Manuel BelmonteParecía difícil que las partes llegaran a un acuerdo que evitara la huelga, y las predicciones no han fallado. Anoche tuvo lugar una nueva reunión entre los representantes de los trabajadores y de la empresa, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, y en la que no se produjo ningún acuerdo que satisfaga al comité y ponga fin a la convocatoria de huelga.

Los trabajadores han rechazado la propuesta de la empresa para suprimir la paga de productividad, que actualmente asciende a algo más de 850€, así como la cesta de navidad, cuyo valor supera los 60€. A cambio, ellos han propuesto reducir a la mitad la paga de productividad y mantener la congelación salarial durante el próximo año.

En un primer momento, la empresa pedía, entre otras medidas, una rebaja salarial del 1,6% más la supresión del complemento de antigüedad, o una rebaja salarial de más del 3,5% si se mantenía este último. En este sentido, los miembros del comité de empresa manifestaron que “la negociación estaba peor que al principio”.

A las medidas propuestas por Limasa hay que sumar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ya presentó el pasado martes  y que supondrá que cada trabajador se quede en el paro durante un máximo de 80 días anuales.

La tensión se palpaba en el ambiente. A medida que pasaban las horas, el desánimo cundía entre los miembros del comité, quienes en varias ocasiones amenazaron con interrumpir la negociación. Mientras tanto, un numeroso grupo de trabajadores se concentraba frente al ayuntamiento, vigilados por un fuerte dispositivo policial.  Fue pasadas las 12 de la noche, cuando los trabajadores concentrados decidían disolver la protesta.

Hoy está prevista una nueva reunión para intentar alcanzar un acuerdo in exremis que evite la huelga. El presidente del comité de empresa, Manuel Belmonte, ha fijado las 9 de la noche como la hora límite para alcanzar un acuerdo. De lo contrario, tres horas después dará comienzo el paro indefinido.

El alcalde la capital, Francisco de la Torre, ha publicado un vídeo en el que ha defendido la gestión del consistorio en este conflicto, y en el que asegura que “en estos momentos es cuando se demuestra el amor a la ciudad”.

 

SERVICIOS MÍNIMOS

Por su parte, la Junta de Andalucía ya ha anunciado los servicios mínimos, que serán de un 65% en el centro (y no de un 100% como pedía el alcalde) y de un 40% en el resto de la ciudad, cifras que han sido aceptadas por el ayuntamiento pero no por los trabajadores, quienes se plantean recurrirlas.

El delegado del gobierno en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha señalado que estos servicios mínimos son “equilibrados”, y ha pedido que “nadie los utilice de manera política”, ya que “el conflicto es entre la empresa y sus trabajadores”.

La junta ha explicado que para decretar estos servicios mínimos se han tenido en cuenta numerosos factores como el volumen de población, el carácter indefinido del paro, el hecho de que la huelga se lleve a cabo en periodo navideño, y las sentencias dictadas por los tribunales que han obligado a la Junta a modificar los servicios mínimos en anteriores conflictos.