Madrid: La huelga de limpieza no ve su fin y las basuras se siguen acumulando

0

Tras una semana de huelga y con el centro de Madrid regado de basura, trabajadores de los servicios de limpieza vial rechazaron una oferta de las empresas concesionarias que reducía casi a la mitad el número de despidos pero acentuaba la flexibilidad laboral.

Las tres centrales que apoyan la huelga -la Unión General de Trabajadores de España, la Confederación Sindical de Comisiones Obreras y la Confederación General del Trabajo- rechazaron la propuesta de las empresas al considerar que “empeora aún más la situación”, informó el diario español Público.

basura madrid

Los representantes de las tres empresas concesionarias habían propuesto reducir de 1.134 a 625 el número de trabajadores que serán despedidos, al tiempo que creaba un contrato conocido como Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que dura un mes y puede ser renovado durante los próximos cuatro años.

Además, las tres empresas -FCC, OHL-Ascan y Valoriza- propusieron reducir en un 12% los aportes de los trabajadores a los sindicatos, lo que se sumaría al ajuste del 43% de los sueldos que las empresas plantearon en un comienzo y que desató la medida de fuerza.

Bolsas de basura se esparcían hoy por zonas del centro de Madrid, donde los tachos hace días que ya no pueden contener los desechos que la gente tira

Las tres centrales sindicales rechazaron de inmediato la propuesta empresarial y ratificaron su pedido inicial de retirar todos los contratos Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y pactar un único convenio colectivo para todos los trabajadores del sector del servicio de limpieza vial y jardinería urbana.

El ERE es un procedimiento reconocido por la legislación española mediante el cual una empresa que atraviesa una mala situación económica busca autorización para suspender o despedir trabajadores sin tener que enfrentar los costos de indemnización.

En agosto pasado, cuando los EREs comenzaron a funcionar en las empresas concesionarias de los servicios de limpieza vial y de jardinería en Madrid, 350 personas fueron despedidas.

Meses después, cuando las empresas anunciaron una nueva tanda de despidos masivos, las centrales sindicales convocaron a una huelga indefinida, que comenzó el 5 de noviembre pasado.

Bolsas de basura se esparcían hoy por zonas del centro de Madrid, donde los tachos hace días que ya no pueden contener los desechos que la gente tira.

“El Ayuntamiento ha hecho un contrato basura, ¡pues toma basura!”, gritó hoy la dueña de uno de los tres kioscos de la céntrica Puerta del Sol, al expresar su apoyo a los huelguistas, según informó la agencia de noticias EFE.

A unos metros, una mujer se acercó para darle la razón.

“La gente no puede estar viviendo de recortes, recortes, recortes, impuestos, impuestos, impuestos”, reclamó indignada.

Pero después de una semana, muchos madrileños comenzaron a quejarse de la basura acumulada en las calles y, por eso, las centrales sindicales decidieron concientizar sobre su lucha.

Mañana, cientos de trabajadores en huelga se presentarán en el Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid para donar sangre “antes de que entre Ayuntamiento y empresas concesionarias nos la chupen”, anunciaron las tres centrales sindicales.

Otro plan es instalar mesas de información en algunos lugares céntricos para explicar el conflicto laboral y la situación actual del sector de limpieza pública y jardinería de la capital española, que desde 2010 ha visto su presupuesto reducido en un 47%.