Susana Díaz urge a Rajoy a una reunión para abordar medidas de regeneración y lealtad entre España y Andalucía

0

La presidenta de la Junta expresa su ánimo de “cooperar” y “tender la mano” al jefe del Ejecutivo desde el convencimiento de la “igualdad” de los españoles

susana

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha reclamado celeridad al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la hora de fijar la fecha de una reunión en la que abordar medidas de regeneración política y un marco de lealtad en las relaciones entre España y Andalucía.

En una entrevista en el programa ‘Los Desayunos’ de TVE, Díaz ha manifestado que espera que este encuentro se celebre “cuanto antes” y que acudirá a él con “ánimo de cooperar” y de “tender la mano” en las relaciones entre ambos gobiernos, con el convencimiento, además, de la “igualdad” de todos los españoles.

Susana Díaz trasladará al presidente del Gobierno que hay medidas que se han puesto en marcha en Andalucía que serían “buenas” para el conjunto de España. Entre estas iniciativas ha citado la subasta de medicamentos, recurrida tres veces por el Ejecutivo central ante el Tribunal Constitucional.

En este sentido, la presidenta se ha mostrado convencida de que “los costes de la crisis no pueden seguirlos pagando los ciudadanos”, como sucede con el nuevo copago de fármacos hospitalarios para enfermos crónicos decidido por el Ministerio, y ha defendido, por el contrario, que las industrias farmacéuticas colaboren y ganen “un poquito menos” con iniciativas como la subasta andaluza.

Díaz también defenderá ante Rajoy el decreto de función social de la vivienda de Andalucía, con el que la Junta ha sido “valiente” y ha legislado “al límite, dentro de sus competencias” para “dar respuesta a un problema al que todas las administraciones hemos llegado tarde”, como es el drama de los desahucios. La presidenta de la Junta ha cuestionado que esta medida haya sido igualmente recurrida ante el Constitucional y ha rechazado que el sistema financiero pudiera entrar “en crisis” por este decreto, cuando solo en Andalucía los bancos tienen medio millón de viviendas vacías.

La presidenta de la Junta va a plantear además a Mariano Rajoy la necesidad de un pacto nacional para la regeneración política, porque “en la lucha contra la corrupción, lo más importante es que haya consenso y acuerdo”.

Susana Díaz ya lanzó en su investidura propuestas “tangibles” como llevar las finanzas de los partidos políticos de los diez últimos años a la Cámara de Cuentas o presentar ante el Parlamento las declaraciones de renta y de bienes de los cargos públicos y de sus parejas, algo que la propia presidenta hará efectivo esta misma semana.

Díaz trasladará asimismo a Rajoy la necesidad de más transparencia, de aumentar las incompatibilidades de los cargos públicos o de pactar la limitación de mandatos en las Administraciones de toda España.

Presupuestos: Blindar el Estado del bienestar

Respecto a los presupuestos de la Junta para el año 2014, la presidenta ha dicho que el Gobierno andaluz “trabaja con intensidad” con el límite del 30 de octubre para su aprobación. Según ha detallado, van a ser unos presupuestos “difíciles” en los que “tenemos que ser objetivos al definir qué hay que blindar y qué puede esperar” y explicárselo a los ciudadanos “con transparencia”.

En esta línea, ha avanzado que el Gobierno andaluz blindará las políticas del Estado del bienestar, mientras que otros elementos, como pueden ser las grandes inversiones, tendrán que esperar. Asimismo, Susana Díaz ha remarcado que la Junta mantendrá el mayor nivel de empleo público posible y también el poder adquisitivo de este personal, que ya ha “cargado con un coste excesivo durante la crisis”.

España tiene futuro

En cuanto al debate sobre el modelo territorial abierto en la actualidad, la presidenta de la Junta ha aseverado que “la solución debe venir desde el convencimiento de que España tiene futuro”.

Susana Díaz ha defendido la “igualdad” de todos los españoles, vivan donde vivan, y ha advertido de que “la mala aplicación” del modelo de financiación, que perjudica no solo a Cataluña sino también a Andalucía, que deja de recibir 1.000 millones al año, y los recortes sociales impuestos por el Ejecutivo central provocan en la ciudadanía una “sensación de expolio” que está derivando incluso en “justificar lo no justificable, como es el soberanismo”.

Frente al “choque de trenes” entre las posiciones soberanistas y centralistas, la presidenta ha considerado que Mariano Rajoy está en la obligación de “liderar y dar respuesta” a las demandas de la sociedad española y también de la catalana, sin “reuniones secretas ni de trastienda”.