La Alhambra abre al público la Torre de las Infantas durante el mes de septiembre

0

Ell inmueble constituye uno de los casos más significativos de contraste entre la sobriedad exterior y la riqueza arquitectónica y decorativa interior

alhambra

El Patronato de la Alhambra y Generalife abre excepcionalmente al público durante el mes de septiembre la Torre de las Infantas, uno de los casos más significativos del sorprendente contraste entre la sobriedad exterior y la riqueza arquitectónica y decorativa interior. La visita a este nuevo espacio del mes, habitualmente cerrado por motivos de conservación, será posible con la entrada general al monumento nazarí todos los martes, miércoles, jueves y domingos, de 8.30 a 20.00 horas.

La Torre de las Infantas presenta al exterior un volumen sencillo, con un paramento liso interrumpido únicamente por los vanos de las ventanas, mientras que el interior ofrece una gran complejidad volumétrica a través de la distribución de espacios y de la riqueza decorativa por medio de azulejos, yeserías y cubiertas. En poco espacio interior se concentra una abrumadora ornamentación que reviste una insospechada complejidad arquitectónica.

El inmueble constituye así un ejemplo de la gran habilidad de la arquitectura nazarí para conseguir el máximo aprovechamiento de un espacio en su interior. Cabe destacar, igualmente, que se trata del último edificio de importancia construido en la Alhambra, hacia 1393-1394, bajo el sultanato de Muhammad VII (1392-1408).

Su denominación, Torre de las Infantas o Qalahurra nueva de Muhammad VII, está unida al cuento de las tres princesas, Zaida, Zoraida y Zorahaida, que escribió Washington Irwing en su libro ‘Cuentos de la Alhambra’.