Griñán renuncia a la presidencia de la Junta para propiciar un relevo generacional y un nuevo ciclo acorde con los tiempos

0

En su comparecencia, defiende la necesidad de una alternativa de izquierdas con la igualdad y el apoyo a los más necesitados como prioridades

griñan

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha firmado y remitido al presidente del Parlamento su renuncia a esta responsabilidad institucional para propiciar un “relevo generacional” en la política andaluza y llevar a cabo “un cambio de ciclo, un cambio que sea un ajuste con los tiempos”.

El objetivo era pasar el testigo “a otras generaciones que habían perdido muchas oportunidades por la persistencia en el poder de los políticos de la generación nacida en los años 40 del pasado siglo”, ha indicado José Antonio Griñán en rueda de prensa, de tal forma que “las generaciones hegemónicas en la sociedad deben ser también las mayoritarias en el gobierno de las instituciones públicas”.

Tras expresar “su orgullo” por lo que su generación ha hecho por España y por Andalucía y por haber formado parte de los gobiernos de Felipe González y de Manuel Chaves, Griñán ha reivindicado la necesidad de “Política con mayúsculas”, de una “política útil y centrada en las personas” sin subordinarse “a la economía o a los intereses de los mercados financieros”.

El presidente ha defendido, en esta línea, una “alternativa de izquierdas” frente al dictado de los mercados y ha señalado que “desde el Gobierno andaluz hemos querido marcar una iniciativa y un recorrido propios”, demostrando así “que la política no es un camino de dirección única, que hay alternativas”.

A pesar de la crisis y de las dificultades financieras que también ha atravesado Andalucía, el Gobierno de Griñán ha trabajado “teniendo como objetivo prioritario la igualdad de oportunidades y el apoyo a los más necesitados”, además de defender “un modelo público de bienestar social y tratando de no confundir reformas con recortes o privatizaciones de servicios públicos”.

Un cambio generacional y de género

Tras la elección de la candidata a la Presidencia de la Junta, según Griñán, “se ha optado por un cambio generacional y además por un cambio de género” y que la actual consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, “representa ese cambio, ese nuevo impulso”.

José Antonio Griñán ha manifestado que constituye una “satisfacción personal que una mujer por primera vez vaya a ser la presidenta de la Junta de Andalucía si la Cámara le otorga su confianza”. En esa línea, el presidente en funciones ha repasado el creciente protagonismo de la mujer en la “vida política, social, académica y económica” de la comunidad y ha considerado que la candidata a la Presidencia “también representa ese cambio que hemos entendido necesario”.

Colaboración con la justicia

En cuanto al caso de los ERE, Griñán ha remarcado que “desde la Administración andaluza hemos tratado siempre y en todo momento de colaborar con la justicia y aportar lo que está en nuestra mano para esclarecer los hechos, para que se restituya el dinero detraído indebidamente y para que paguen los responsables”.

No obstante, el presidente ha apuntado que este escándalo ha supuesto “un obstáculo para ejercer la acción política desde la normalidad” y se ha usado de forma injusta “apuntando directamente hacia mí, hacia la figura del presidente de la Junta de Andalucía”.

José Antonio Griñán ha admitido el “daño personal” pero ha querido resaltar que “quien me conoce sabe cómo soy, cómo vivo, cómo he vivido en estos 43 años de servicio público”. Con su “paso atrás”, prácticamente “inédito” en España, el presidente ha pretendido, además del cambio generacional, “sacar a Andalucía y a la Presidencia de la Junta de Andalucía de un debate que está siendo un obstáculo para luchar contra la crisis, tarea en las que tienen que estar puestos ahora mismo todos los esfuerzos”.

En ese mismo sentido, ha aclarado que “a veces, aun sabiendo que con la renuncia estás respondiendo con una decisión que parece dar la razón a quienes no la tienen, es bueno dar el paso atrás y esperar a la reparación que sin duda habrá de llegar y que pondrá a cada uno en su sitio”.

Griñán ha entregado a los medios de comunicación su patrimonio y declaración de la renta del año 2009, cuando fue designado presidente, y del ejercicio 2012, el último antes de abandonar el cargo. Ambos documentos ya se encontraban a disposición de la ciudadanía en internet, de tal forma que “todos cuantos han tenido interés en hacerlo han podido comprobar, a lo largo de estos años, en la web de la Junta de Andalucía, mis declaraciones patrimoniales y mis declaraciones de la renta”.

La estabilidad del Gobierno andaluz, garantía de futuro

En cuanto al futuro, el presidente ha considerado que “la estabilidad política del gobierno andaluz es una garantía de futuro para Andalucía” porque “hay un acuerdo de gobierno sólido y fuerte, concentrado en los compromisos de gobierno que hemos adquirido y concentrado en la defensa de los andaluces”.

José Antonio Griñán ha tenido palabras de agradecimiento hacia IU y en particular hacia el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, por “la responsabilidad que ha demostrado en todo momento”; hacia la sociedad andaluza por “el apoyo que he sentido en estos años de presidente”; hacia cuantas organizaciones sociales, económicas y políticas han colaborado con sus gobiernos, y “de manera muy especial” hacia “todos” sus “consejeros y consejeras, presentes y pasados, por su compromiso y su quehacer”.

Finalmente, ha recalcado que “si me retiro ahora de la Presidencia de la Junta de Andalucía, nunca lo voy a hacer de mi compromiso político, de mi militancia por la igualdad y de mi convencimiento en la fuerza que tiene Andalucía para resolver los mayores problemas desde la libertad y la solidaridad”.