Las zonas verdes de Trinidad-Perchel son solares abandonados

La falta de zonas verdes sitúa el distrito de Trinidad-Perchel muy por debajo de la media de la ciudad y de las recomendaciones de la OMS, con áreas completas sin una sola parcela de esparcimiento y 137 solares en desuso o como aparcamientos irregulares.

ZONAS VERDES TRINIDAD PERCHEL
Las 6.900 personas que residen en los barrios de Trinidad-Perchel Norte solo disfrutan de 0,26 m² por habitante de zona verde, cuando la media de la ciudad es de 7 y la Organización Mundial de la Salud recomienda entre 10 y 15.

En todo el Perchel-Norte no existen zonas verdes a excepción del talud ajardinado al final de calle Cerrojo, que por otro lado no es accesible a peatones. La vegetación se limita al arbolado viario, que también es muy escaso y exclusivo de pocas calles o plazas, nuevamente muy por debajo de la recomendación de la OMS, que es de 1 árbol por habitante. Por si fuera poco, el uso de estos espacios como aparcamiento dificulta aún más su disfrute, siquiera como zona de sombra. El mantenimiento es deficiente, con numerosos alcorques vacíos (residuos y excrementos) y presencia de malas hierbas.

La situación en La Trinidad es similar. Hay un déficit absoluto de espacios verdes a disposición del vecindario. En Trinidad sur la vegetación se limita al arbolado de las plazas de la Aurora y de San Pablo y al viario de las calles Jaboneros, Sevilla y D. Juan de Austria, mientras que en Trinidad-Plaza Bravo al de las plazas Montes, Bravo y Barrera de la Trinidad y al viario de Av. de Barcelona.

Son motivos más que suficientes para que la próxima semana Málaga Ahora presente una moción en la Comisión de medio ambiente pare revertir esa situación y que aumenten las zonas verdes. Estas barriadas, además, se encuentran rodeadas de vías con denso tráfico rodado, y su interior sirve de aparcamiento para las áreas comerciales colindantes. Por añadidura las plazas carecen de equipamientos adecuados, como vemos en las de San Pablo o la del Llano de Doña Trinidad, lugares que antaño eran centro de la vida del barrio y actualmente se encuentran aisladas y deterioradas. En estos barrios, a pesar del abandono por parte de las últimas corporaciones, sí existe una importante cohesión social y múltiples asociaciones y colectivos realizan allí su labor, por lo que se podrían poner en marcha iniciativas que con un coste económico moderado mejorasen las condiciones medioambientales de la zona y redujeran los espacios en desuso.

Solares abandonados

Tal y como recoge la moción de Málaga Ahora, en La Trinidad Sur se han censado 93 parcelas sin edificar: 62 sin uso y 31 como aparcamientos irregulares. En el Perchel Norte, por su parte, se cuentan 44 solares, de los que 37 sirven igualmente como aparcamientos irregulares y el resto no tienen uso. Esta situación provoca focos de insalubridad, pues muchos de los solares acumulan residuos y crean numerosos problemas, como plagas de cucarachas y ratas.

Para Málaga Ahora ha llegado el momento de que el ayuntamiento mejore las condiciones medioambientales de estos barrios. Sin ir más lejos, se acaba de anunciar la instalación de 45 nuevas fuentes en la ciudad, ninguna para la zona.

La falta de zonas verdes provoca problemas directos de salud, y su falta reduce las zonas de encuentro, de integración y de intercambio, especialmente importantes en barriadas tan degradadas. Por ello, la moción de Málaga Ahora también pide que de forma provisional se ponga en marcha un plan con la participación vecinal para destinar a uso social los actuales solares de titularidad municipal, con iniciativas como huertos urbanos u otros equipamientos (espacios de ocio, parques infantiles, etc.).

Igualmente, insta al control del uso de solares privados como aparcamientos ilegales, que provocan una saturación de vehículos, deteriora gravemente la calidad de vida de las vecinas y provoca problemas de movilidad y accesibilidad.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí