CITA CON LA HISTORIA

Historia de la fiesta nacional española

Tal día como hoy 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón desembarcó junto a su expedición en la isla Guananí perteneciente al archipiélago de las Bahamas y aquel 12 de octubre se había escrito una importante página de los anales de la historia universal, pues se acababa de descubrir un nuevo continente y se había establecido el primer contacto entre Europa y América.

A pesar de la importancia de esta señalada fecha, en España no siempre se ha celebrado como fiesta regulada y de hecho, la primera vez que se conmemoró fue en 1918 a principios del pasado siglo pasado.

Sin embargo, entonces la denominación de la fiesta no era la que actualmente se conoce, sino que estaba bautizada como “Día de la Raza” y así se llamó hasta 1957, pues un año más tarde, el régimen franquista publicó un decreto por el que se modificaba el nombre, pasando a ser denominado como “Fiesta de la Hispanidad”.

Los días “12 de octubre” formaron parte importante en el calendario de la dictadura española y el ministro franquista, Ramón Serrano Suñer –cuñado de Franco y por entonces ministro de la Gobernación– firmó una orden ministerial por la que instituía esta fecha entre las denominadas “fiestas nacionales absolutas, asimiladas a domingos, pero con recuperación de horas perdidas”, de la misma manera que lo estaban la ‘Fiesta de la Unificación’ la ‘Fiesta del Caudillo’ o la ‘Fiesta del Trabajo Nacional’, todas ellas hitos de la dictadura.

Así fue, como se celebró hasta 1958 y ese año, la citada orden ministerial dejó de estar vigente al ser modificada por un decreto que cambiaba el nombre de la ‘Fiesta de la Raza’ por el de ‘Fiesta de la Hispanidad’.

El Real Decreto 3217/1981 mantuvo este calificativo 23 años después, cuando la Presidencia del Gobierno así lo dictó al llamar al 12 de octubre “Fiesta Nacional de España y Día de la Hispanidad”.

Tuvieron que pasar 23 años hasta que esta celebración se viera de nuevo modificada por la Ley 18/1987, de 7 de octubre, que estableció esta fecha con el nombre de “Fiesta Nacional de España”, eliminando por completo los términos “raza” e “hispanidad” que hasta ahora le habían sido vinculados.

Además, esta norma restringía la fiesta al territorio español al considerar que simbolizaba la “efeméride histórica” de España que “a punto de concluir un proceso de construcción del Estado a partir de nuestra pluralidad cultural y política, y la integración de los Reinos de España en una misma monarquía, inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos.” (Párrafo de la ley)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí